El caso de Natascha Kampusch

El día 2 de marzo de 1998 era un día normal para Natascha Kampusch, se preparaba para asistir al colegio, y salír como todos los días, hasta que sucedió el terrible evento que dio pie para que diferentes directores de cine, narraran la terrible hitoria, el secuestro y encierro de Natascha Kampusch.

En el distrito vienés Donaustadt, algunos testigos afirman haber visto una furgoneta blanca, otros afirman que las placas contenían las letras G o GF del distrito de Gänserndorf un distrito de Baja Austria. Se entrevistaron a sospechosos sin resultado alguno, incluyendo a Přiklopil, el secuestrador quien afirmó que estaba en sus casa cuando se reporto el incidente, lo dejaron libre.

Natascha tenía 10 años cuando fue secuestrada, su captor fue Přiklopil. Natascha estuvo encerrada en un sótano a 2 metros y medio de profundidad, 5 metros cuadrados fueron el escenario de el horror que Natascha sufrió por 8 años. Los primeros meses estuvo recluida sin luz de día encerrada con una puerta de acero. 

 

A los seis meses le permitían subir a la casa a asearse. A los dos años su captor le entrego un radio en el cual escuchaba las noticias. Además Přiklopil le suministraba libros y educación. Hasta el año 2005 Natascha pudo ver la luz de día mientras le permitían salir al jardín.

Přiklopil amenazaba a Kampusch con matar a quien ella le pidiera ayuda y también amenazaba con suicidarse si ella escapaba. Kampusch en una ocasión dijo haber imaginado y hasta soñado que si hubiese tenido un hacha le habría cortado la cabeza a su captor, aunque ella desechó rápidamente dicha idea.
 
Informes de interrogatorio fueron filtrados mostrando que la víctima del secuestro admitió que "voluntariamente" tuvo relaciones sexuales con su captor, Wolfgang Priklopil.
 
"Ella admitió que había tenido relaciones sexuales con él y que había hecho eso voluntariamente, que él le había dado libros para leer y que podía escuchar la radio. Su secuestrador también le proporcionó videos. Cuando se le preguntó si había algún cómplice dijo: "No conozco ningún nombre". 
 
 
 
El 23 de agosto de 2006, Natascha estaba en el jardín limpiando el automóvil de su secuestrador. Eran las 12:53 del día cuando Natascha decide escapar y pide ayuda a una mujer de 71 años la cual le ayudo a llegar a la estación de policía.
 
La joven fue identificada por una cicatriz en el cuerpo, así como por su pasaporte y una prueba posterior de ADN. Fue encontrada en un estado físico relativamente bueno, si bien estaba pálida y pesaba sólo 42 kg, el mismo peso que tenía al desaparecer ocho años antes, y sólo había crecido unos 15 cm, para redondear alrededor de un metro sesenta de estatura. 
 
Wolfgang Přiklopil fue buscado intensamente y antes que lo encontraran se suicidó saltando a las vías de un tren de las afueras de Viena.