La Historia de la Momia Bruja de Guanajuato


De acuerdo con la leyenda, la mujer se llamaba Carmen. Cuando vivía, se le acusó de haberse dedicado a la brujería y de haberle vendido su alma al diablo para alcanzar la juventud eterna.

Carmen vivía en un callejón de la Cabecita, Guanajuato, cerca del cementerio Santa Paula. Según la leyenda, "la Momia Bruja" terminó así por bruja. Toda persona que tuvo trato con ella, cayó en desgracia. Fue enterrada viva en el cementerio de Santa Paula en el área del callejón de la Cabecita, Guanajuato.

Luego de que su cuerpo fuera descubierto, fue colocado entre cadenas y en una jaula oxidada y bendecida. Está con las manos atadas, y varios crucifijos a su alrededor. Tiene su cabellera y su ropa originales, en casi perfecto estado.

La momia “Bruja” es parte de los cuerpos momificados las Momias Viajeras, en el Cerro del Cubilete, Guanajuato. Según quienes tuvieron contacto con Carmen en el museo y en otros recintos de Estados Unidos, la hechicera fue expulsada cuando la sorprendieron recogiendo huesos de cadáveres. Por ello, le pusieron barrotes de fierro a la vitrina donde se encontraba, así como una cadena con candado.

Entradas que pueden interesarte