El Callejón del Diablo

Al sur de la Ciudad de México, en la colonia Insurgentes-Mixcoac, se encuentra uno de estos lugares en los que, según cuenta la leyenda, han sucedido ciertos eventos extraños y apariciones.



En este angosto callejón,la gente cuenta que por la noche suelen aparecer sombras sospechosas y se oyen ruidos extraños. Pero lo más escalofriante de todo… dicen que se aparece el mismísimo Satanás para llevarse a quienes anden caminando por ahí y tengan cuentas pendientes que saldar.

La versión más conocida de las diferentes explicaciones e historias que giran alrededor del Callejón del Diablo, cuenta que un hombre escéptico ante los rumores, un buen día se animó a caminar por ahí. No llevaba ni la mitad del callejón recorrido cuando vio una sombra detrás de un árbol, pero eso no lo detuvo y continuó su camino.



Más adelante, la sombra se le acercó y el hombre vio a un ser que se reía histéricamente. Horrorizado, salió corriendo hacia el final del callejón. En su camino apresurado por llegar al final, sintió que el piso por el que caminaba se iba hundiendo y lo iba atrapando poco a poco, impidiéndole llegar a la salida del callejón. 



Cuando por fin logró escapar, le contó a todo mundo lo que había sucedido y que había tenido al diablo cara a cara. Otras versiones de la leyenda cuentan que el diablo se aparece en forma de lechuza o simplemente como una sombra. Sea o no cierto, no les recomiendo a los miedosos andar paseando por ahí a las tres de la mañana.