ajs
thumbnail

El fantasma de Bellas Artes


 

El Palacio de Bellas Artes es uno de los recintos culturales más relevantes de la Ciudad de México. Muchos artistas sueñan con exponer su arte en tan afamado palacio. Ha sido testigo de innumerables acontecimientos artísticos, sociales y políticos desde 1934, que se edificó como conmemoración del primer centenario de la Revolución Mexicana. 

 Es aquí donde comienza la historia espeluznante. Durante la calma noche se escucha una bella melodía producida por un violín. Los testigos son guardias de seguridad, que atónitos identifican el sonido proveniente del palco número 33. 

Se consideraba que los guardias inventaron esta historia para asustar a sus compañeros, sin embargo, se confirmó la historia cuando algunos músicos se percataron de la melodía fantasmal. 

 Se dice que cuando llega un nuevo director de orquesta al gran palacio que sea del agrado del violinista, este fantasma tocara una suave y hermosa melodía durante el primer ensayo y no se volverá a escuchar. Pero si no le agrada, tocara melodías desafinadas en todo momento que el director permanezca dentro del recinto. 

 La leyenda cuenta que había un talentoso director que dirigía la orquesta desde el balcón 33, cuando algún miembro de la orquesta cometía un error en su ejecución, el director chirriaba su violín como desapruebo a la falla de su orquesta. Se dice que en un exhaustivo concierto, el director falleció de un infarto por el agotamiento. Hasta la fecha se sigue escuchando en el balcón número 33.

Tags :

Subscribe by Email

Follow Updates Articles from This Blog via Email

No Comments

Con la tecnología de Blogger.